Pídenos cita online o por teléfono

La excusa del “no tengo tiempo”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

aliceinwonderland60thann_photo_071

El tiempo es el argumento más utilizado en la actualidad para no hacer, no aprender, no viajar, no conocer, no dialogar, no participar y otra infinidad de no.

No tengo tiempo es el slogan del siglo XXI. Usar el “no tengo tiempo” es poner una excusa. ¿Qué pasaría si en lugar de decir “no tengo tiempo” dijeras “tengo otras prioridades”?

images

 

Cuando escucho de nuevo “no tengo tiempo”, mi decodificador interno lee “quiero cambiar pero seguir igual”.

En la sociedad actual el tiempo es un valor y no tenerlo significa estar muy atareados y, por lo tanto, ser importantes. Es una idea extendida que aquellas personas con tiempo libre son ociosas y por lo tanto irresponsables e incluso vagas.

SONY DSC
Nos hacemos prisioneros y esclavos del tiempo.

Para que surja la creatividad, la espontaneidad, lo real, es necesario parar, soñar, imaginar, palabras reñidas con producir y correr. Para que surja la creatividad es necesario ser persona en lugar de máquina y para ello debemos respetar nuestros procesos, escucharnos y dejar tiempo para hacer nada, para que surja lo espontáneo y para vivir el aquí y el ahora en lugar de “el tengo que hacer”. Es preciso darle espacio al “me apetece” en lugar de al “tengo que ponerme con ello”.

  1. Da prioridad a aquello que  en realidad es urgente y que no puede esperar:¿De verdad que responder ese correo electrónico ahora que estás comiendo es urgente y no puede esperar?  Convierte en urgente aquello que en realidad lo es, no todo lo que tengas pendiente, porque ésa es la manera más fácil de caer en la ansiedad.
  2. Organízate en el trabajo con conciencia: A la hora de organizarnos en el trabajo es habitual que pequemos de ingenuos y creamos que podemos con más tarea de la que luego hacemos. Sé realista. Por ejemplo, si sabes que en una hora eres capaz de responder tres correos electrónicos, ¿para qué dejas pendientes responder diez en esa hora?
  3. Usa “el ahora necesito que no me moleste nadie”: A veces necesitamos tiempo para concentrarnos, de modo que una interrupción nos hace perder el hilo y retomar desde cero lo que estamos haciendo. Pide que te dejen espacio y tiempo.
  4. Haz las tareas una a una, con conciencia y con concentración. Los resultados serán mejores e irás por la vida con más calma.
  5. Sé honesto contigo mismo y date cuenta de lo que quieres y no quieres hacer: Muchas veces nos empeñamos en hacer cosas que realmente no queremos hacer.

155078_501434253232985_1293270421_n

Facebook
Twitter
LinkedIn

Dejar un comentario

Abrir en WhatsApp