Pídenos cita online o por teléfono

¿Te sientes abatido, superado o has sufrido algún trauma?

Puedes cambiar cómo te sientes,
solo te hacen falta las herramientas emocionales adecuadas

Nuestro enfoque terapéutico es el EMDR y la terapia Cognitivo-Conductual. A lo largo de estos años hemos aprendido que la regulación emocional es la clave para la salud mental.

Reproducir vídeo
Tratamiento eficaz para el trauma

Terapia EMDR

La terapia EMDR se basa en conceptos de terapia cognitivo conductual (TCC). Las técnicas EMDR se utilizan para desbloquear procesos emocionales que se han estancado por la angustia.

La desensibilización y reprocesamiento del movimiento ocular, o EMDR, es una técnica que utilizan algunos psicoterapeutas para tratar a las personas que experimentan angustia psicológica.

Durante las sesiones de terapia EMDR, revive experiencias traumáticas o desencadenantes en breves dosis mientras el terapeuta dirige los movimientos de sus ojos.

Se cree que EMDR es efectivo porque recordar eventos angustiantes a menudo es menos perturbador emocionalmente cuando se desvía su atención. Esto le permite estar expuesto a los recuerdos o pensamientos sin tener una fuerte respuesta psicológica.

Con el tiempo, se cree que esta técnica reduce el impacto que los recuerdos o pensamientos tienen en usted.

La terapia EMDR utiliza un enfoque estructurado de ocho fases que incluye:

  • Fase 1: Crear un historial del paciente e identificar los objetivos del tratamiento
  • Fase 2: Preparación del paciente
  • Fases 3 a 6: Evaluación de la memoria de destino, desensibilización, instalación y escaneo corporal
  • Fase 7: Cierre
  • Fase 8: Evaluación de los resultados

El procesamiento de una memoria específica generalmente se completa en una a tres sesiones. La terapia EMDR se diferencia de otros tratamientos centrados en el trauma en que no incluye una exposición prolongada a la memoria angustiosa, descripciones detalladas del trauma, cuestionamiento de creencias disfuncionales o asignaciones de tareas.

Una sesión de terapia EMDR típica dura de 60 a 90 minutos. La terapia EMDR se puede utilizar dentro de una terapia de conversación estándar, como terapia complementaria con un terapeuta independiente o como un tratamiento por sí solo.

  • Si tienes estrés postraumático o has experimentado un trauma intenso.
  • Si sufres Ansiedad, ataques de pánico o fobias.
  • Si pacedes una enfermedad crónica, problemas médicos o dolor crónico.
  • Si sufres un trastorno disociativo o desorden de la personalidad
  • Si padeces trastornos de la alimentación
  • Resolverás recuerdos traumáticos no procesados ​​en el cerebro
  • La terapia EMDR ha demostrado ser eficaz para tratar el trauma y el trastorno de estrés postraumático. También puede ayudar a tratar otras afecciones mentales como ansiedad, depresión y trastornos de pánico.
Somos lo que hacemos, somos lo que pensamos

Terapia Cognitivo Conductual

La terapia cognitivo-conductual es una terapia basada en la conversación que te ayudará a cambiar tu forma de pensar (Cognitiva), y tu comportamiento (Conductual) de forma que puedas enfrentarte a las dificultades que antes te paralizaban. 

La terapia cognitivo-conductual (TCC)  ha demostrado ser eficaz para una variedad de problemas que incluyen depresión, trastornos de ansiedad, problemas de consumo de alcohol y drogas, problemas matrimoniales o trastornos alimentarios.

Este tipo de terapia es una herramienta eficaz para ayudarte a manejar mejor las situaciones estresantes de la vida diaria.

Recomendamos tener una sesión de terapia cada semana. Las sesiones tendrán una duración de 45 a 60 minutos.

En primer lugar estableceremos los objetivos que quieres conseguir con la terapia y estableceremos juntos la estrategia de tratamiento (número de sesiones, tiempo, etc.)

  • Si quieres aprender estrategias prácticas para tu vida diaria
  • Si tomas algún medicamento pero crees que te falta algo
  • Si quieres comprometerte al máximo y trabajar en ti mismo
  • Si estás dispuesto a confrontar tus emociones y conocerte mejor
  • Aprenderas a reconocer esos pensamientos que te están creando limitaciones
  • Obtendrás una mejor comprensión de tu comportamiento y del de los demás
  • Desarrollarás un sentido de confianza en tus habilidades
  • Aprenderás a afrontar los miedos, en lugar de evitarlos
  • Te ayudará a superar un trauma emocional, hacer frente al dolor, la pérdida o la separación y a resolver conflictos en tus relaciones.
Reproducir vídeo
Seguridad, soporte y empatía

Terapia Integración Cerebral

La mentalización es una terapia de 3ª generación, de corte Cognitivo-Conductual. El objetivo principal es desarrollar la capacidad de identificar los estados de ánimos de la propia persona y del resto.

Cuando estamos estresados, el cerebro intenta encontrar una manera de hacer frente a la presión que sentimos. Cuando no puede hacerlo, pasamos por dificultades de aprendizaje, sufrimos de un período de atención corto y experimentamos una mala coordinación. Estas condiciones le pueden pasar a cualquier persona, desde niños pequeños hasta adultos.

 

 Lo primero es generar un ambiente de seguridad, donde la persona sienta que puede expresar libremente todo eso que le preocupa o que no sabe muy bien cómo resolver. Sin sentirse juzgado. 

La empatía es la capacidad de identificar y sentir los estados emocionales que ocurren en nosotros mismos y en el resto de las personas. Esta capacidad es fundamental para entender las razones que mueven nuestra conducta y la de otras personas. Esta capacidad de leer la mente es lo que llamamos mentalización.

  • Si tienes dificultades emocionales (ansiedad, duelo, trastorno estrés postraumático)
  • Problemas de aprendizaje
  • Mejora de la memoria y la concentración.
  • Mejora la capacidad de realizar las tareas
  • Aumenta la confianza y autoestima.
  • Vas a regular mejor tus emociones y tener una visión objetiva de la situación.
  • Controlar mejor la atención y conocer cómo estás y qué está ocurriendo “fuera”.
  • Adquirirás habilidades mentalizadores.
  •  
Tratamiento eficaz para el trauma

Terapia Corporal

Las terapias corporales trabajan los desequilibrios corporales a través de presiones, estiramientos, tapping en puntos de acupuntura, imanes, etc

La mente (el cerebro) y cuerpo no son entidades independientes. La comunicación entre ellos  es constante y en ambas direcciones. Músculos y sistema nervioso se informan constantemente y así cubren y equilibran  las necesidades de todos los sistemas para poder  funcionar correctamente. Es nuestra capacidad de autoregulación, la homeostasis. Ayudamos en la restitución deeste equilibrio.

En el trabajo conjuntode estas terapias, sobre el cuerpo, cuando influimos en el cerebro, por tanto en el sistema nervioso y resto de sistemas; musculo-esquelético, circulatorio, anímico, etc.

El cuerpo también ha tenido experiencias de vida y registra sus vivencias igual que la mente. Así muchassituaciones, pueden desarrollar síntomas somáticos, gastrointestinales, musculares, recurrentes… El cuerpo necesita su propio trabajo.

1.- ANAMNESIS. Breve conversación durante la que recogemos información sobre los antecedentes que nos indican que no hay ningún problema físico/psíquico por el que podamos incidir negativamente.

2.- Si fuera necesario, pruebas básicas musculares para determinar donde está instalado el problema y así hallar la mejor herramienta para la mejora.

3.- La sesión será 1h:30. (si fuera necesario más o menos tiempo se le informará)

4.- Valoración

Shiatsu: 

Masaje japonés relajante y descontracturante que, mediante presiones, estiramientos y respiración, ayuda a recuperar el equilibrio del cuerpo.

Indicado para: Contracturas, estrés físico/emocional, lumbalgias, fibromialgia, migrañas y  otros dolores de cabeza, problemas óseos y musculares (cualquier parte del cuerpo), edemas,  calambres, contracturas, hernias de disco, ciáticas, fascitis, vértigos, embarazo, postparto, etc.

Kinesiologia
A través de test musculares, se evalúan los desequilibrios en el organismo, los resultados nos direccionan hacia el sistema corporal afectado (estructura, nutrición, emocional o electromagnético) conseguimos así  direccionar la ayuda específica para cada paciente, shiatsu, técnicas osteopáticas, puntos de acupuntura (sin agujas), zonas reflejas, imanes, flores de bach, etc.

Indicado para: Dolencia físicas, psíquicas o químicas, ayuda a liberar desequilibrios tanto óseos, musculares, estomacales, alergias, intolerancias, tensiones personales, bloqueos, etc.

Para todas las edades.  También embarazadas y postparto.

El objetivo, será, según  la necesidad de cada paciente, mejorar la homeostasis que posee cada organismo.

Si vino por una terapia Shiatsu, el paciente sentirá alivio y tranquilidad desde la primera sesión.
Si la dolencia necesita más tiempo, con ayuda de estas herramientas ayudamos a la persona a entrar en un estado de más calma, propicio para poder trabajar los problemas a tratar..

La implicación siempre estará sujeta al deseo de implicación del paciente. Así, podrá elegir si acceder a su dolencia a través de una terapia Shiatsu/Sotai (T.físicas) o trabajar más profundamente a través de Kinesiología.

Reproducir vídeo
Ayuda farmacológica

Psiquiatría

En los casos en los que la sintomatología afecte a la persona de tal forma que tenga dificultades para realizar la actividades del día a día, llevar a cabo sus hábitos y rutinas, o la intensidad del malestar sea muy alta, en trabajaremos de forma conjunta psicología y psiquiatría, atendiendo a las necesidades específicas del paciente.

Abrir en WhatsApp